Saltar al contenido principal

Conversatorio El abordaje integral del Cáncer en el Ecuador: una mirada desde los actores

Autoridades participantes en el Conversatorio sobre “El abordaje integral del Cáncer en el Ecuador: una mirada desde los actores” realizado en la Universidad UTE.

Con la presencia de 218 asistentes de la sociedad civil, la academia, las instituciones públicas y privadas del sector salud del país, se realizó el  Miércoles, 13 de febrero del 2019 en el   Auditorio Álvaro Trueba de la Universidad UTE, el  Conversatorio sobre el “El abordaje integral del Cáncer en el Ecuador: una mirada desde los actores” organizado por el Ministerio de Salud Pública en coordinación con la Red Académica de Posgrados en Salud Pública, la Red Nacional Acuerdo por el Cáncer y el Consejo Nacional de Salud.

La bienvenida al evento estuvo a cargo del doctor Ricardo Hidalgo, Rector de la Universidad UTE, quien recalco la alta prevalencia del cáncer que lo ubica como problema de salud pública y la importancia de su abordaje integral, reiterando la permanente predisposición de la Universidad UTE para apoyar eventos relacionados con la salud.

El ingeniero  Sixto Cuesta,  Secretario del Consejo Directivo Nacional de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (SOLCA), hizo un recuento histórico de SOLCA, manifestando que es una institución de derecho privado con finalidad de servicio público, creada en 1951 por el médico y humanista, Juan Tanca Marengo. Destacó los principales indicadores alrededor de este tema: durante el año 2018 se presentaron 28,058 casos nuevos de cáncer en el Ecuador, 12.782 en hombres y 15.276 en mujeres; con 7.100 muertes en hombres y 7.459 muertes en mujeres; siendo los cánceres más frecuentes, en hombres los  de próstata, estómago, colon y recto, linfoma no Hodgkin y leucemia; y, en mujeres los de mama, cuello uterino, tiroides, estómago; y, colon y recto. De la misma manera, hizo énfasis en la estimación del costo por enfermedades oncológicas en el Ecuador que para el año 2013 alcanzó la suma de 354.217.497 USD. (Presentación adjunta).

El ingenieroWilson Merino, Coordinador de la Red Nacional Acuerdo por el Cáncer, en su intervención manifestó que más de 300,000 niños y adolescentes son diagnosticados con cáncer a nivel mundial cada año, de los cuáles 240.000 viven en países en vías de desarrollo, donde se curan 1 de cada 5, a diferencia de lo que ocurre en las países desarrollados donde se curan 4 de cada 5. Se preguntó ¿Por qué las tasas de cura son tan bajas en países en vías de desarrollo? Básicamente por el acceso limitado a tratamientos asequibles y de alta calidad y por los altos índices de rechazo y abandono del tratamiento debido a barreras socioeconómicas y culturales.

Indicó que el cáncer es una de las principales causas de muerte en niños y adolescentes y que el mejoramiento de la salud pública y de los servicios médicos están ayudando a que más niños sobrevivan la primera infancia, lo que significa también que aumentará el número de niños con riesgo de desarrollar cáncer. En el Ecuador, existe información incompleta acerca de las problemáticas alrededor del cáncer y los índices de supervivencia, no existe un registro nacional de seguimiento y puso como ejemplo la supervivencia a cinco años para los niños diagnosticados con leucemia, que varía desde el 95% en Finlandia, a menos de un 50% en el Ecuador.

Frente a esta situación planteó establecer alianzas estratégicas de las instituciones públicas con las organizaciones de la Sociedad Civil, la Academia y los prestadores privados de servicios médicos para crear una Comisión de Determinantes Sociales. (Presentación adjunta).

En su intervención, el doctor Daniel Simancas, Director de Investigación de la Universidad UTE, habló sobre la vigilancia del cáncer y sus determinantes. El año 2018 se presentaron a nivel mundial  18.1 millones de casos nuevos con una mortalidad de 9.6 millones de muertes, lo que se traduce en que 1 de cada 5 hombres y 1 de cada 6 mujeres padecerán cáncer en algún momento de sus vidas, y 1 de cada 8 varones y 1 de cada 11 mujeres morirá por esta enfermedad en el mundo.

Resaltó la importancia de la vigilancia epidemiológica del cáncer, que se debe realizar mediante clusters, monitorizando la mortalidad y la incidencia, las tendencias temporales, los patrones geográficos a todos los niveles, con análisis espacio-temporal y de focos contaminantes. Indicó que en el Ecuador en la actualidad la vigilancia epidemiológica del cáncer incluye el análisis del cáncer y del ambiente, la contaminación industrial, los agentes físicos, la ocupación, los biomarcadores, los métodos de análisis de datos espaciales en incidencia y mortalidad por cáncer y la interacción genes-ambiente (epidemiología genética y molecular del cáncer). (Presentación adjunta).

La doctora Verónica Espinosa, Ministra de Salud Pública, inició su intervención resaltando que la mortalidad por cáncer en el periodo 1997-2016 tiene una tendencia ascendente en el Ecuador, similar a la tendencia global y que se constituye en la segunda causa de muerte después de las enfermedades cardiovasculares. Indicó también que la mortalidad por cáncer se distribuye de manera desigual en el territorio ecuatoriano debido a diferentes factores de riesgo, exposición y acceso a detección temprana y tratamiento; y, que la prevención se debe basar en evidencia científica sólida que ha proporcionado claridad conceptual que ha probado la asociación epidemiológica sobre varios factores de riesgo, entre los que se destacan el consumo de tabaco (22% de las muertes vinculadas con cáncer), el consumo de alcohol, la obesidad, el sedentarismo, la infección por virus y bacterias asociados con cáncer: papiloma humano, hepatitis B y C, Helicobacter pylori y otros; la radiación ultravioleta y ionizante, la contaminación del aire urbano; y, la contaminación del aire en el interior de los domicilios.

Para enfrentar este problema, el MSP ha planteado que la salud debe estar presente en todas las políticas como eje de la prevención y plantea varias estrategias para enfrentar los factores de riesgo asociados con la mayor probabilidad de desarrollar cáncer.

La Estrategia Nacional para la Atención Integral del Cáncer en Ecuador de 2017, se enfoca en la prevención, detección temprana, el diagnóstico, el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos; promueve la acción social e intersectorial, la educación de la población y la reducción de la inequidad en el acceso a los servicios de salud; y, el control y atención integral del cáncer como prioridad nacional,  basados en una responsabilidad compartida entre los diferentes actores, pero lamentablemente la opinión pública se centra en la atención especializada de tercer nivel, quimioterapia, radioterapia, sin tomar en cuenta los determinantes, la promoción y prevención y los cuidados paliativos. (Presentación adjunta).

Atentamente,

Dr. Jorge Albán Villacís

Coordinador Técnico CONASA


 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *