Saltar al contenido principal

Rendición de cuentas 2018

El Consejo Nacional de Salud realizó el jueves 28 de febrero del 2019 su Rendición de Cuentas 2018, con la presencia de 90 asistentes del Directorio del CONASA, Ministerio de Salud Pública, sociedad civil, academia e instituciones públicas y privadas del sector salud.

La bienvenida y apertura del acto estuvo a cargo de la Ab. Genoveva Merizalde, Asesora Jurídica del CONASA, quien luego de saludar a los asistentes señaló que de conformidad al Art. 227 de la Constitución de la República del Ecuador, la administración pública constituye un servicio a la colectividad y uno de los principios que rige este servicio es el de la transparencia. De la misma manera, la Carta Magna establece que ningún servidor público está exento de responsabilidades por los actos realizados en el ejercicio de sus funciones. El Art. 90 de la Ley Orgánica de Participación Ciudadana dispone que las autoridades del Estado, electas o de libre remoción, representantes legales de las empresas públicas o personas jurídicas del sector privado que manejen fondos públicos o desarrollen actividades de interés público y los medios de comunicación social, a través de sus representantes legales, están obligados a rendir cuentas.

La Dra. Cecilia Falconí, Directora Ejecutiva del CONASA, agradeció la presencia de los asistentes e inició su exposición presentado algunos antecedentes para contextualizar la rendición de cuentas 2018 del CONASA. Así recordó que el MSP se creó el 16 de junio de 1967 por mandato de la Asamblea Constituyente de ese entonces. Al momento de su creación, Ecuador era el único país de América que no contaba con un Ministerio de Salud. Esta cartera de estado nació con el objetivo de “Atender los ramos de sanidad, asistencia social y demás que se relacionan con la salud en general”.

Los primeros años de vida del Consejo en la década de los ochenta estuvieron marcados por el enfoque del gobierno central como el planificador de los servicios de salud, eran los ecos del precedente Estado desarrollista activado con la bonanza petrolera, a manera de dínamo generador de la salud pública. Posteriormente, en la década de los noventa y especialmente con la Constitución de 1998, el Consejo se vio involucrado en la reversión de la política pública con la modernización en la salud, lo que redujo la intervención estatal con la tendencia a la privatización de las prestaciones y la descentralización de los servicios públicos de salud.

La Constitución de 1998 asumió una visión integral de la salud como resultado de la seguridad alimentaria, la provisión de agua potable y saneamiento básico, el fomento de ambientes saludables en lo familiar, laboral y comunitario, y la posibilidad de acceso permanente e ininterrumpido a servicios de salud, conforme a los principios de equidad, universalidad, solidaridad, calidad y eficiencia; y, estableció que el sistema nacional de salud, estará integrado por entidades públicas, autónomas, privadas y comunitarias del sector.

La LOSNS expedida en el año 2002 planteó varias funciones para el CONASA y restringió las funciones del MSP.

La promulgación de la Constitución de la República del Ecuador, en el año 2008, implicó para las instituciones del Estado, ejecutar procesos de transformación y de reorganización institucionales que permitan a los Ministerios, fortalecer la rectoría en sus diferentes áreas de acción y para cumplir con sus agendas públicas. En concordancia con esto, la SENPLADES definió el proceso de Reforma Democrática del Estado que planteó, entre otros temas, la reestructuración de los Consejos Nacionales. En tal  sentido y  en cumplimiento con la resolución tomada por el Directorio del Consejo Nacional de Salud en noviembre del 2014, el CONASA, entró en una fase de reorganización institucional.

Resultado de esta reorganización institucional a partir del 2 de marzo de 2015 el CONASA se integró a trabajar de manera conjunta con el Ministerio de Salud Pública, para apoyar el fortalecimiento de las políticas públicas, los objetivos y acciones de esta Cartera de Estado, como Autoridad Sanitaria Nacional.

La aspiración de disponer de un Sistema Nacional de Salud estuvo y está presente en los tres períodos en los que el CONASA cumplió las funciones de concertación y articulación de los actores del sector, en apoyo al ejercicio de la rectoría del MSP. Impulsó la concertación cuando el Estado promovía la salud pública, medió y concertó con los actores en defensa de la salud pública en el período de modernización y privatización y, actualmente, promueve la concertación de actores para la recuperación y expansión de los servicios públicos de salud.

El sentido fundamental de la concertación impulsada por la institución en los tres períodos, ha sido el de preservar el interés público en salud. Si bien lo ha hecho en medio de la fragmentación institucional que caracteriza al sector, debido a la debilidad de la autoridad sanitaria por su tardío origen en un contexto de instituciones públicas y privadas preexistentes, fortalecidas en el ejercicio de autonomía y resistencia a aceptar la rectoría del MSP; la concertación impulsada por el Consejo promovió, no siempre con el éxito deseado, la integración sistémica en medio de un escenario predominantemente sectorial.

La Directora Ejecutiva presentó el informe de actividades del CONASA 2018 organizado por los diferentes procesos gobernantes, habilitantes y agregadores de valor del Consejo.

En el proceso gobernante se destacó la realización de los siguientes productos: la Política Nacional de Enfermedades Crónicas no trasmisibles (con el Grupo Técnico de la Dirección Nacional de Estrategias de Prevención y Control), la Estrategia Nacional de Atención Integral del Cáncer (con la Subsecretaría de Vigilancia, Dirección Nacional de Políticas y Modelamiento del SNS) 2017-2018), el mejoramiento del reconocimiento económico entre la Red Pública Integral de Salud  y RPC – apoyo técnico para la actualización de la norma técnica del Tarifario de Prestaciones del Sistema Nacional de Salud  de Salud (TPSNS), el desarrollo de una propuesta normativa sistémica para la construcción del Sistema Nacional de Salud: acompañamiento al proceso de formulación del Código Orgánico de Salud (COS) en la Asamblea Nacional, sistematización de los aportes del MSP, difusión del COS entre los actores del Sistema Nacional de Salud.

En los procesos agregadores de valor, la Comisión Nacional de Medicamentos e Insumos (CONAMEI) desarrolló 28 sesiones y 10 reuniones, la revisión de 121 solicitudes presentadas por las instituciones del Sistema Nacional de Salud, la inclusión de 58 medicamentos y la exclusión de 4 medicamentos del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos; y, la reevaluación de 20 medicamentos seleccionados por disposición del Directorio del Consejo Nacional de Salud en 9 reuniones en las que se presentaron informes elaborados por pares, alcanzando como resultado la presentación de la propuesta de la 10ma revisión del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos  finalizada. También por iniciativa de la CONAMEI se desarrolló el curso taller sobre lectura crítica de evidencias científicas orientado a mejorar la toma de decisiones, con el apoyo del Centro Cochrane la Universidad UTE.

La Red Académica de Posgrados en Salud Pública (RESAP), cuya Secretaría Técnica la ejerce el Consejo Nacional de Salud, organizó varias jornadas académicas bajo el lema “La Atención Primaria de Salud más necesaria que nunca: Celebrando los 40 años de la Declaración de Alma Ata” (RESAP, MSP, CONASA, OPS); en las universidades UTE, Estatal de Milagro, Técnica Particular de Loja, Católica de Santiago de Guayaquil; y un seminario de cierre en la sede de Quito de la Universidad Técnica Particular de Loja, a los cuales asistieron 938 personas entre autoridades del MSP, academia, docentes, estudiantes de pre y posgrado y ciudadanos de las instituciones públicas y privadas vinculadas al sector salud, logrando consolidar un espacio para el diálogo sobre temas relevantes entre la academia, los servicios de salud y la sociedad civil.

En este mismo ámbito, se apoyó al Ministerio de Salud Pública en la formulación de la Política de Desarrollo del Talento Humano en Salud.

Por otra parte, el CONASA también apoyó al Ministerio de Salud Pública en la realización de talleres de capacitación para la implementación del Modelo de Gestión de Aplicación del Consentimiento Informado en la práctica asistencial (Acuerdo Ministerial 5316); en el curso en línea para la aplicación del Reglamento para la aprobación, desarrollo, vigilancia y control de los ensayos clínicos. (Acuerdo Ministerial 075); en talleres  de difusión de la declaración que prioriza la disponibilidad de morfina y antirretrovirales como medicamentos esenciales de difícil acceso  y seguimiento  a la Guía de Práctica Clínica de Cuidados Paliativos. Acuerdo Ministerial 170; y, en el curso en línea sobre Humanización, Comunicación y Malas noticias.

Durante el año 2018 el CONASA recibió $311,829.47 del Presupuesto General del Estado y $150,000.00 por parte del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, según lo establecido en el Decreto Nº 3658 promulgado el 20/01/1988 y publicado en el Registro Oficial Nº861 del 27 de enero de 1988. La modificación presupuestaria para utilizar la asignación del IESS no fue aprobada por el MEF y por lo tanto los 150,000 USD no pudieron ser ejecutados por el CONASA.

En relación a los egresos del CONASA durante el 2018 el grupos de gasto 51 “gastos en personal” recibió una asignación de 227. 814,52 (73.05% del presupuesto) y ejecutó el 100% de lo asignado, el grupo 53 “Bienes y servicio de consumo” tuvo una asignación de 81.574,53 (26.17% del presupuesto) y ejecutó el 99,64%; mientras que, el grupo 57 “Otros gastos corrientes” recibió como asignación 2.440,42 (0.78% del presupuesto) y ejecutó el 99,91%.

La Gestión de Talento Humano tuvo como resultados la habilitación de una partida vacante para proceso agregador de valor y la desvinculación de una servidora por jubilación. Además se cumplió con lo programado en el Plan Anual de Capacitación 2018 para fortalecer las competencias del personal, se ejecutó el programa de medicina preventiva y se realizó la evaluación y consolidación de los resultados del desempeño 2018.

El CONASA cuenta actualmente con 12 funcionarios distribuidos de la siguiente manera: 1 funcionario del nivel jerárquico superior, 3 coordinadores técnicos, 7 funcionarios de apoyo y asesoría, 1 conductor. Se incluye además 2 puestos vacantes: 1 Servidor Público 7 y un Servidor Público 2.

Algunas conclusiones sobre la rendición de cuentas

El CONASA apoyó la articulación  y coordinación de las actividades del Sistema Nacional de Salud en conjunto con el Ministerio de Salud Pública, como Autoridad Sanitaria Nacional.

El trabajo del CONASA buscó adecuarse a los requerimientos de la Autoridad Sanitaria Nacional y de las instituciones del Sistema Nacional de Salud, lo que se reflejó en las líneas estratégicas de trabajo desarrolladas en el año 2018 que fortalecieron además la relación interinstitucional.

El Consejo Nacional de Salud afrontó el reto de asumir una lógica diferente de funcionalidad institucional, tratando de hacer una lectura adecuada de la situación actual del contexto de la salud pública, buscando que la salud sea, en la práctica cotidiana, sea asumida como un servicio universal y gratuito garantizado por el Estado, lo cual solo será posible si el sector de salud logra articularse como un sistema.

El futuro del CONASA

La Dra. Falconí indicó que la estructura del CONASIS que se crearía en reemplazo del CONASA, con la aprobación del Código Orgánico de Salud, responde a una nueva visión de la relación institucional público-privada y que será en su momento la Asamblea Nacional la que decida sobre la estructura, funciones y miembros de este nuevo organismo colegiado.

Atentamente,

Dr. Jorge Albán Villacís

Coordinador Técnico CONASA



 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *